Tipo de Cambio
641
Tarjeta de Crédito
646
El Especialista
de Cuba

TRINIDAD

 Trinidad: La conservación patrimonial y arquitectónica de Trinidad, en la provincia centro-sureña de Sancti Spíritus, pone ante la vista del visitante una ciudad detenida en el tiempo, donde la arquitectura de los siglos coloniales se expresa en sus viviendas, calles, plazas y plazuelas. Por tales razones la urbe fue declarada, junto al cercano Valle de los Ingenios, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, en 1988.  Fundada en 1514 se convirtió en la tercera villa cubana y está ubicada entre el mar y las montañas de Guamuahaya, históricamente conocidas como El Escambray. En sus dominios resulta posible disfrutar de playas, el senderismo y un contacto con la historia antigua y actual de la isla.  Para acceder a la localidad se dispone de carreteras que la conectan con el resto del país. Recorrer sus empedradas avenidas permite conocer a sus hospitalarios residentes, quienes de generación en generación transmiten las habilidades de la artesanía y la cerámica, contando entre ellos afamadas familias, que sus virtuosas manos exponen valiosas obras.  A pocos kilómetros al este de la población, el verdor del Valle de los Ingenios convoca a recorrerlo, para admirar restos del más de medio centenar de fábricas de azúcar que convirtieron a la zona en la mayor productora mundial del endulzante en su época. 
Majestuosa y desafiando al tiempo y las inclemencias meteorológicas, la Torre Iznaga, de 45 metros de altura, brinda  desde su mirador la bella visión del territorio circundante, y da la posibilidad de  escuchar de boca de los propios lugareños historias sobre el origen de su edificación.  En la Península de Ancón, las aguas azules de las playas homónima y María Aguilar invitan a refrescar y a alojarse en algunas de las más importantes instalaciones hoteleras trinitarias, que brindan confort, un remanso de paz y excelente servicio.  En el verde lomerío,  Topes de Collantes ofrece hospedajes especialmente ideados para  la práctica del senderismo, incluido arribar al salto del Caburní.  Trinidad- que ya celebró sus 500 años- dispone de mil 286 habitaciones, distribuidas en ocho alojamientos, encabezados por el Iberostar Trinidad y el  Motel Las Cuevas, el decano de esos inmuebles situados en los dos balnearios mencionados y la propia villa.  A 70 kilómetros de Trinidad y enlazada por carretera se levanta otra villa colonial, Sancti Spíritus, que ya también a cumplió  su medio milenio de existencia. La llamada ciudad del Yayabo, por el río que la atraviesa,  es muestra asimismo de la conservación de poblaciones en Cuba. En su centro antiguo se erige la Iglesia Parroquial Mayor, una de las más antiguas que aún oficia en la isla; el Teatro Principal y el puente sobre el Yayabo, el símbolo de la urbe.  Trinidad y Sancti Spíritus  permiten a quien las visita observar la modernidad sin dañar la riqueza patrimonial acumulada durante centurias.